Cita previa: 955 688 554

Centro de Atención Temprana y Educación Especial
  
  
El procedimiento a seguir con cada caso concreto será:


a) Entrevista inicial
Se realiza una primera consulta con el objetivo de conocer el motivo por el que los padres, madres o tutores acuden al CENTRO GIRASOL. En ella hay un intercambio de información: los padres y madres explicarán el motivo de su consulta, y desde el Centro se informará sobre la forma de trabajo y la actuación con el niño.

El profesional, a través de una actitud de escucha, recogerá las preocupaciones, los recuerdos, los proyectos, las expectativas, las dificultades, que los padres y madres van a ir exponiendo con respecto a su hijo/a y a sí mismos.

Tras un acuerdo por ambas partes, se daría paso al punto siguiente.

b) Elaboración de la Historia Clínica
En la siguiente entrevista, se recogerán de manera sistemática aquellos datos que la familia no aportó espontáneamente en la entrevista inicial, pero que son necesarios para una adecuada comprensión del desarrollo del niño/a y de su momento evolutivo, así como de las posibles causas de alteración en el proceso.

A través de informes escritos o entrevistas se obtendrá información de otros profesionales que conocen al niño/a y a su familia, como el pediatra, psicólogo escolar, educador, trabajadores sociales…

Los datos recopilados son básicos para conocer el desarrollo evolutivo del niño/a a nivel motor, cognitivo, sensorial-afectivo, del lenguaje, conducta y personalidad del niño/a.

Con estos datos se procede a elaborar la historia clínica del niño/a, que contendrá los datos personales y familiares, datos evolutivos, clínicos, pedagógicos, etc. Todos estos datos serán de gran interés para realizar la evaluación y la futura intervención. Garantizando siempre la protección de todos estos datos personales facilitados.

c) Evaluación inicial
Tras la recopilación de la información se procederá a realizar la Evaluación inicial del niño/a para su valoración. En función de los resultados de la historia clínica y de la problemática planteada, utilizaremos uno o varios instrumentos de evaluación, según se considere necesario:

•Observación de la conducta espontánea y reactiva ante determinadas situaciones y estímulos presentados.
•Observación de la relación con los propios padres y con el profesional que realiza la evaluación.
•Relación con los otros niños y con el educador cuando el niño esté escolarizado.
•Pruebas estandarizadas.
•Exámenes complementarios realizados por otros especialistas en caso de que se considere necesario. A veces, se hace necesario contar con el apoyo y consulta de otros especialistas, como pueden ser pediatras, odontólogos, neurólogos, fisioterapeutas, otorrinolaringólogo, etc. para llevar a cabo de forma exitosa la intervención en el niño/a y descartar otros déficits que puedan estar afectando en el desarrollo del niño/a. En estos casos se les indicará a los padres tal necesidad para que acudan a dichos especialistas

Para esta evaluación serán necesarias varias sesiones, primero, para que el niño adquiera confianza con el profesional que lo valora y, segundo, porque será necesario hacer varias pruebas y no es conveniente que el niño esté cansado mientras se le aplican, porque distorsionaría los resultados.

d) Valoración del caso y entrevista de información
Concluida la etapa de recogida de información y de evaluación del niño, se establecerán las necesidades del niño y de la familia y los recursos existentes en la comunidad. Posteriormente, se convoca a los padres o tutores a una reunión para explicarles los resultados de la Evaluación, así como el tratamiento a seguir.

El objetivo principal de esta entrevista de información será ofrecer a los padres, utilizando un lenguaje adecuado y comprensible para ellos, toda la información que les sirva para comprender la situaciòn presente de su hijo, las posibles perspectivas de futuro y los medios terapéuticos que podemos proporcionarles desde el CENTRO GIRASOL tanto a ellos como a su hijo, brindándoles nuestro apoyo y acompañamiento.

e) Intervención
Una vez realizada la valoración del niño/a y estudiada la historia clínica, junto con los datos obtenidos en la entrevista inicial con los padres se procede a realizar la programación del tratamiento específico que necesita el niño/a, es decir, el Plan de Actuación.

Los ámbitos de actuación y la modalidad de intervención se establecerán en función de la edad, características y necesidades del niño, del tipo y grado de trastorno, de la familia, del propio CENTRO GIRASOL, y de la posible colaboración con otros recursos de la comunidad.

En el Plan de Actuación se expondrán los objetivos a conseguir, el tipo y modo de intervención, número de sesiones semanales, y la duración del tratamiento.

Se establecerán prioridades de actuación, posibles pronósticos a corto, medio y largo plazo. Se concretarán, jerarquizarán y temporalizarán los objetivos de la intervención terapéutica.

Algunos tratamientos llevarán implícitos ciertas pautas para los padres, así como programas específicos de trabajo en familia y/o modificación de conductas, con el objetivo de apoyar el tratamiento e intervención del niño/a.

Durante la intervención se establecerá una comunicación continua entre los padres y el Centro, de tal manera que al final de cada sesión de trabajo se dará cumplida información a los padres sobre la evolución del niño/a y donde se resolverá cualquier duda o consulta que se demande por parte de los padres.

Igualmente durante el tratamiento el CENTRO GIRASOL establece un protocolo de coordinación multidisciplinar entre los distintos profesionales que traten al niño/a: desde sus profesores, a otras áreas más complejas como pueden ser odontológicos, fisioterapéuticos, neuropsicológicos, etc.

f) Seguimiento
Entendemos por evaluación el proceso integral a partir del cual se valoran los cambios producidos en el desarrollo del niño y en su entorno, y la eficacia de los métodos utilizados. Su finalidad es verificar la adecuación y efectividad de los programas de actuación en relación a los objetivos planificados.

La evaluación incide sobre todos los aspectos de la intervención y en ella pueden considerarse dos tiempos:

•Evaluación continua que permitirá ir ajustando el programa a las necesidades e introducir las modificaciones pertinentes.
•Evaluación final que determina si se han cumplido los objetivos marcados en el inicio de la intervención y que servirá también para concretar si ésta se considera finalizada o si se tiene que realizar una derivación.

Igualmente el CENTRO GIRASOL siempre estará a disposición de los padres que quieran aclarar cualquier duda o consulta sobre su hijo/a.

g) Alta del servicio
Una vez que el niño alcance los objetivos propuestos y se considere que su evolución es favorable, se le dará el alta en el servicio.

Es conveniente que, aunque sea dado de alta, durante el primer año acuda semestralmente para confirmar que su evolución sigue siendo adecuada una vez que ha finalizado el tratamiento.

h) Elaboración de informes
El CENTRO GIRASOL realizará los informes que a petición de los padres se soliciten, siendo éstos optativos y voluntarios.

No obstante, siempre recomendamos solicitar un informe una vez realizada la evaluación, pues contiene los resultados del estudio realizado al niño/a y puede ser útil para otros profesionales, así como para el centro escolar al que acude el niño/a.