Cita previa: 955 688 554

Centro de Atención Temprana y Educación Especial
  
  
1- ¿QUE ES LA LOGOPEDIA? ¿CUANDO DEBO LLEVAR A MI HIJ@ AL LOGOPEDA? SÍNTOMAS A TENER EN CUENTA.
    El logopeda es el profesional de la salud que se dedica a la prevención, detección, educación, evaluación, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación, pronóstico, orientación y asesoramiento de las áreas de la comunicación humana y sus alteraciones.

    El campo de actuación de los logopedas es muy amplio, pues abarca desde la atención temprana en la población infantil hasta la intervención en la edad adolescente, adulta y en la tercera edad.

    Los profesionales logopedas intervienen en todas las etapas de la vida en las que se presenten alteraciones de la comunicación y del lenguaje y lo hacemos desde distintos ámbitos.

    Los tratamientos de logopedia tienen como objetivo mejorar la funcionalidad en la comunicación y la calidad de vida del paciente.

    1-En logopedia hay unos INDICADORES Y SÍNTOMAS que tenemos que tener en cuenta en el niño/a.

    • No habla o habla poco.
    • No se le comprende cuando habla.
    • Omite sonidos o agrega otros.
    • No discrimina sonidos.
    • No logra seguir consignas lingüísticas simples.
    • Muestra dificultades cuando pronuncia algún sonido.
    • Muestra lentitud en el pensamiento y cálculo mental.
    • Problemas a la hora de escribir o leer correctamente.
    • Presenta dificultades en la comprensión de textos y enunciados de problemas.
    • Alteraciones físicas en los órganos del habla.
    • Respira por la boca.
    • Se encuentre afónico con frecuencia.
    • Presenta cambios de voz muy drásticos.
    • Se pone nervioso y tartamudea en algunas situaciones.
    • Se distrae con facilidad.

    2-¿Cuáles son las SEÑALES DE ADVERTENCIA DE UN TRASTORNO DE LA COMUNICACIÓN en mi hijo/a?

    Éstos son algunos de los signos de alarma comunes por rango de edad:

    0-3 meses

    • No respuesta refleja ante un sonido (parpadeo, agitación).
    • No le tranquiliza la voz de la madre.
    • Emite sonidos monocordes.

    3-6 meses

    • Ausencia de respuestas a cualquier sonido.
    • No se orienta hacia la voz de la madre.
    • No emite sonidos guturales para llamar la atención.
    • No hace sonar un sonajero si se le deja al alcance de la mano.
    • No juega con sus vocalizaciones, repitiéndolas e imitando a las del adulto.

    6-9 meses

    • Ausencia de monotonía en el balbuceo.
    • No vocaliza para llamar la atención.
    • No juega imitando gestos que acompañan a canciones infantiles, o sonríe al reconocerlas.
    • No hace sonar un sonajero si se le deja al alcance de la mano.
    • No dice adiós con la mano cuando se le indica.

    9-12 meses

    • No reconoce cuando le nombran “mamá” y “papá”.
    • No comprende palabras familiares.
    • No entiende una negación.
    • No responde a “dame” cuando se le hace un gesto indicativo.

    12-18 meses

    • No dice “papá” y “mamá” con contenido semántico.
    • No señala objetos ni personas familiares cuando se le nombran.
    • No responde de forma diferente a distintos sonidos.
    • No se entretiene emitiendo y escuchando determinados sonidos.
    • No nombra algunos objetos familiares.

    18-24 meses

    • No presta atención a los cuentos.
    • No sea capaz de comprender órdenes sencillas (señalar con el dedo, negar con la cabeza, decir adiós con la mano) si no se acompañan de gestos indicativos.
    • No identifica las partes del cuerpo.
    • No conoce su nombre.
    • No hace frases de 1 palabra a los 18 meses y de 2 palabras a los 24 meses.
    • No utilizar palabras significativas sencillas.

    3 años-3 años y medio

    • Que su habla no pueda ser entendida por personas fuera de su núcleo familiar.
    • No repite frases.
    • No contesta a preguntas sencillas.

    3 años y medio-5 años

    • Presencia de un período de falta de fluidez verbal, repiten sonidos, palabras, frases y hacen pausas prolongadas.
    • Dificultad en interpretar y uso de términos espaciales (entre, detrás, etc.).
    • Dificultad en el uso de artículos (un, una, el, la), pueden omitirlos (papá vuelve trabajar).
    • Dificultad en el uso de tiempos verbales, y dificultad para encontrar el nombre de la palabra adecuada (disnomia).
    • A los 4 años no sabe contar lo que le pasa y no es capaz de mantener una conversación sencilla.
    • Hasta los 4 años pueden existir trastornos en la articulación de algunos fonemas (/s/z/r/) que tienen que ser corregidos.

    5-7 años

    • Persistencia de un período de falta de fluidez verbal y con disnomias.
    • Presencia de dificultades en la utilización de tiempos verbales (“el ido” por “él ha ido”)
    • Presencia de dificultades en la utilización de formas comparativas de los adjetivos, pueden confundir el comparativo con el superlativo.
    • Presencia de dificultades en la utilización de reglas de pasivos (“el tren fue golpeado por el coche “se trasforma en “el tren golpeó al coche”) y en el uso de las conjunciones (si, cuando, antes, después).

2- ETAPAS DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE
    ¿Qué es el lenguaje?

    El lenguaje es la capacidad de comunicación entre las personas a través de un código común.

    A través del lenguaje se organiza el pensamiento y las acciones. Se regula y se estructura la personalidad y el comportamiento social.

    El desarrollo del lenguaje se realiza por mecanismos neurológicos y fisiológicos. Intervienen la Audición- Respiración- Músculos faciales.

    Destacan 3 etapas:

    - Comunicación pre-lingüística

    - Lenguaje pre-lingüístico

    - Lenguaje propiamente dicho

Comunicación pre-lingüística (de 0 a 2 años)

    El prelenguaje: antes de las primeras palabras (0 a 8 meses), se producen sonidos y movimientos precursores del lenguaje: el llanto, el balbuceo y los gestos.
    Este periodo es previo a la aparición del lenguaje.


Las primeras palabras: sirven para comunicar algo (aparecen entre los 8- 24 meses), y son enunciados que expresan un pensamiento completo con una sola palabra.
Con la producción de enunciados: El niño emite frases y puede comunicar algo ya más de una idea (a partir 24 meses…), comienza el lenguaje propiamente dicho.

[]

Lenguaje pre-lingüístico

    De los 3 a los 4 años

    -Las palabras se convierten en instrumentos para designar: conceptos, ideas…
    -El vocabulario aumenta rápidamente, incluso triplicándose (de 900 a 1.200 palabras aproximadamente en 6 meses).
    -Emplea palabras para comentar y describir su mundo.
    -Aparecen los artículos y preposiciones en las frases.
    -Aparecen el género y número en las palabras.
    -Utiliza la mayoría de sonidos pero puede distorsionar algunos.

Lenguaje propiamente dicho

    De los 4 a los 5 años

    -Período productivo del lenguaje, unas 1.500 palabras.
    -Comprende conceptos como, “detrás” o “junto a”.
    -Comete errores al pronunciar palabras largas y comete dislalias.
    -Utiliza los pronombres.
    -Le gusta el juego de palabras.
    -Responde a las preguntas “¿Por qué?”
    -Define palabras nombra cosas de una misma categoría como animales, vehículos, etc.
    -Mezcla ficción y realidad.
    Es importante estimular la audición para la discriminación diferentes sonidos y voces.

De los 5 a 6 años

-Es un gran hablador. Comprende unas 2.200 palabras aproximadamente.
-Su vocabulario se ha enriquecido.
-Comprende las secuencias de tiempo y realiza una serie de tres órdenes.
-Su lenguaje es completo en estructura y forma.
-Sabe describir objetos.
-Utiliza la imaginación para crear historias.
-A los 6 años repite fácilmente frases de 12 a 13 sílabas.
-Aún no puede repetir sin equivocarse 16-18 sílabas.
-Mantiene una conversación. Sus respuestas tienen más sentido.

3- LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE EN EDAD PREESCOLAR.
    • La enseñanza de la lengua en Preescolar no debe separarse del proceso natural de desarrollo del lenguaje en el niño desde sus primeros momentos. Por consiguiente, aunque el niño empiece los cursos de Preescolar a los cuatro años, el educador ha de conocer el proceso natural de desarrollo desde sus principios.

    • Todo educador en contacto con el niño ha de tener presente que, en alguna medida, es profesor de lengua. Si, como sucede en Preescolar y en el ciclo Inicial, un solo educador asume todas las funciones docentes, deberá entender que todas las materias y actividades han de contribuir al aprendizaje de la lengua.

    • El niño que empieza la educación preescolar- cuatro años- goza ya de un dominio de la lengua bastante notable. En modo alguno se trata de que el educador lo inicie en el conocimiento de la lengua. Más bien se empieza un período de reflexión sobre ella que entrará con más fuerza cuando el niño comience a estudiar gramática.

    • Los niños aprenden a hablar sin dificultad (DALE 1980). Sus primeras manifestaciones lingüísticas son orales. Por consiguiente, en Preescolar debe potenciarse la expresión oral y la conversación. La lectura y la escritura vendrán en fases posteriores.

    • El hecho de que el niño aprenda hablar sin dificultad puede inducirnos a pensar que no hay que tomar ninguna providencia ni trazar ninguna estrategia educativa al respecto. Pero no puede pasarse por alto que el abandono total al desarrollo natural puede tener, en algunos casos, graves inconvenientes, o, por lo menos, se pierde la oportunidad de activar dicho desarrollo.

    • El lenguaje infantil, en su etapa preescolar, tiene varias fases muy diferenciadas entre sí. Su evolución es la más destacada dentro de toda la infancia pues le permite el paso de una imposibilidad total de comunicación concreta al más completo intercambio de ideas.

    • La importancia de esta etapa preescolar se comprende fácilmente por cuanto se constituye el lenguaje aprendido, la base de todo posterior aprendizaje.

    • Por esto es necesario la enseñanza de un correcto lenguaje en esta etapa, pues el niño aprende y enriquece su vocabulario al tiempo que perfecciona su decisión y adquiere un uso correcto del mismo.

    Importancia de la estimulación del lenguaje

    Concepto de estimulación: la estimulación consiste en un conjunto de técnicas aplicadas en la primera etapa de la vida del niño (de 0 a 3-4 años) para potenciar sus habilidades físicas, mentales y sociales a través de distintas áreas de intervención.

    Es importante remarcar que un niño bien estimulado es aquel que rodeado del afecto de sus padres y personas cercanas a él, recibe experiencias enriquecedoras que le permiten llegar a los objetivos sorteando obstáculos y que le promueven su confianza.

    La optimización del desarrollo del niño puede darse en el hogar y sin necesidad de invertir en materiales y equipos elaborados. La creatividad es la mejor herramienta.

    Es necesario crear conciencia en la población de la importancia de los primeros años de vida en el desarrollo del ser humano a fin de prestarle una atención adecuada al niño normal y a los pequeños con algún tipo de riesgo.

    El niño necesita que lo expongan paulatinamente a su medio cultural y formar parte activa de la comunidad a la que pertenece, a fin de que, ésta lo ayude a crecer intelectualmente y afectivamente. Así mismo, para que el niño se desarrolle plenamente, éste debe mantenerse activo en un medio propicio que le proporcione el mayor número de experiencias posibles.

    Partimos de la premisa de que los primeros años de vida son determinantes para el desempeño futuro, y en particular para un enfrentamiento exitoso con la escuela y el aprendizaje académico.

    La estimulación oportuna, es tan efectiva tanto en el bebé con problemas en su desarrollo, como en el bebé sano, pues actuará a modo de vacuna, inoculando un mejor sistema de comunicación, emociones armonizadas e inteligencia superior.

4- EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PARA NIÑ@S.
    La respiración es el principio de la vida cuando nacemos, y con la primera respiración la circulación se activa: son funciones incomprensibles la una sin la otra.

    La vida es una continua realización de respiración y pulsaciones acompasadas que se corresponden con las del movimiento, y en todo movimiento se alterna tensión-distensión: mecanismos que comienzan en el momento de la concepción y cesan con la muerte.

    La respiración es la base de la fonación, de aquí la importancia de una correcta respiración.

    La respiración comprende dos movimientos: la inhalación, que se acompaña de tensión, y la exhalación, de distensión. Estas dos fases son de igual duración, aunque un poco más larga la espiración.

    A continuación aparecen algunos ejercicios para la correcta respiración de nuestros hijos:

    1. Ejercicios para niños del desarrollo de la inspiración nasal.

    *Mama limpia la casa. Se trata de contar un cuento para reforzar la inspiración nasal.

    << Todas las mañanas, mamá y papá limpian la casa. Lo primero que hacen es abrir las ventanas para que entre el aire fresco y toda la casa se airee. Nosotros también vamos a limpiar nuestra casa, y por eso para a abrir las ventanitas de la nariz con ayuda de los dedos para que entre mucho aire y nuestro cuerpo se ventile…>>

    *El conejito. Hacemos movimientos de apertura con las ventanas nasales imitando lo que hacen con la nariz los conejos.

    *Respirar sorprendidos. Los niños alzan las cejas para fruncir el ceño y abrir mucho los ojos. Inspirar con cara de sorpresa. En la inspiración relajan la crispación de la cara y de la frente. (Repetimos varias veces).

    *La nariz imantada. Prolongando la inspiración conseguir retener pequeños objetos, un trozo de papel de seda, una carta… se puede pasar de nariz a nariz.

    2. Ejercicios aislados de respiración nasal.

    *Inspiración nasal, lenta y profunda. Retención de aire. Espiración de la misma forma.

    *Inspiración nasal, lenta y dilatando las alas de la nariz. Retención de aire. Espiración nasal, lenta y completa. Se debe de expulsar la mayor cantidad de aire posible.

    *Igual que la anterior pero la espiración se realizará cortada en tres o cuatro tiempos, hasta agotar en lo posible el aire de reserva, sin realizar entre ellas ninguna inspiración.

    *Inspiración por la fosa nasal derecha (taponamos fosa izquierda). Retención del aire. Espiración por la fosa nasal izquierda (taponamos fosa derecha).

    *Inspiración por fosa nasal izquierda (taponamos fosa derecha). Retención del aire. Espiración por la fosa nasal derecha (taponamos fosa izquierda).

    3. Ejercicios con respiración bucal.

    *Inspiración nasal, lenta y profunda. Retención de aire. Espiración bucal.

    *Espiración bucal, lenta y completa. Se debe de expulsar la mayor cantidad de aire posible.

    *La serpiente: Sopla con la lengua fuera. Expulsa el aire con el sonido zzzz.

    *Caballo. Expulsa el aire haciendo vibrar los labios.

    *Carreras. Hacer competiciones de velocidad entre objetos que puedan ser desplazados al espirar sobre ellos: botones, cochecitos, pelotas de papel, de ping-pong. Se señala una salida y una meta.

    4. Ejercicios y actividades para niños con la finalidad de lograr una correcta respiración costo diafragmática.

    *El puente. El niño se tumba de espaldas y coloca los dos pies en posición completamente plana respecto al suelo, bien separados y con las nalgas en lo alto. En esa posición respirar varias veces hinchando el vientre a inspirar y vaciándolo al soplar.

    *La gallinita ciega. Un niño con los ojos cerrados se coloca tras uno de sus compañeros y le coloca las manos sobre el vientre para percibir su respiración; repite la acción consigo mismo y compara.

    *La respiración del leopardo. Se ponen a cuatro patas, inspiran el aire por la nariz; se hincha el abdomen y baja la columna vertebral. Después espiran por la boca mientras se vacía el abdomen y se eleva la columna. El ejercicio se realiza despacio.

5- ¿QUÉ ES LA TARTAMUDEZ O DISFEMIA?
    La tartamudez o disfemia es un trastorno de la comunicación, que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.

    Se presenta de forma normal entre los 2 y 5 años y desaparece sin necesidad de tratamiento en el 80% de los niños.

    El tratamiento en este periodo se realiza sobre el ambiente del menor, ya que pueden existir por parte del entorno (familia y/o escuela) demandas que sobrepasen a las capacidades del niño, restringiendo el desarrollo normal o fomentando hacia una tartamudez patológica.

    Cada niño/a tiene una determinada capacidad para hablar fluidamente, que es el resultado de una serie de factores constitucionales y de desarrollo.

    Esta capacidad la podemos entender como su potencial para mover los órganos de articulación produciendo las secuencias coordinadas de sonidos que conforman el habla.

    Esta habilidad puede ser suficiente o insuficiente, manifestarse adecuadamente o no, dependiendo de las demandas a las que el niño tenga que ir enfrentándose.

    Las demandas pueden proceder de varios frentes: de su propio desarrollo o del ambiente.

    PAUTAS PARA MEJORAR LA TARTAMUDEZ EN NIÑOS

    Es importante tener en cuenta las siguientes pautas:

    Crear estilos comunicativos que impliquen baja presión para los niños, para ello es necesario:

      -Evitar situaciones de habla estresantes.

      -Hacer más comentarios y menos preguntas.

      -Hacer las preguntas de una en una, despacio y disminuyendo su complejidad tanto sintáctica como semántica (por ejemplo hacer preguntas más cerradas).

      -Hable con su hijo de un modo lento y pausado. Cuando el niño se dirija a usted, deje que termine lo que está diciendo y espere unos segundos antes de empezar a hablar usted nuevamente. Que usted hable lento y relajado ayudará a su hijo mucho más que cualquier crítica o consejo como por ejemplo “habla más lento” o “inténtalo nuevamente más despacio”.

      -Esperar a que el niño termine de hablar evitando interrupciones y superposiciones (contar uno o dos segundos de silencio antes de comenzar a hablar).

      -Enseñar a los padres a hacer escucha activa con sus hijos.

Entrenar formas adecuadas para reaccionar ante los bloqueos:

    – No dar ayuda para salir de ellos si el niño no la pide (como terminar frases o intentar adivinar palabras).

    - Controlar la conversación si los bloqueos empiezan, simplificando las intervenciones de los niños o incluso tratando de disminuir su participación.

    - Evitar reacciones punitivas ante los bloqueos (reacciones verbales o no verbales).

    - Prestar atención a la forma y no al contenido.

Introducir algunos cambios en su estilo de vida:

    -Disminuir el ritmo de vida general de la familia (evitando que los niños tengan un exceso de ocupaciones).

    -Planear las actividades para generar rutina.

    -A la hora de disciplinar, castigar sobre conducta sin pedir al niño explicaciones sobre lo que haya hecho. Mientras se le castiga tiene prohibido hablar.

    -Apoyar al niño en cualquier punto fuerte que tenga y evitar un exceso de críticas.

    -Disponga de algunos minutos de su tiempo cada día en los que pueda brindar su total atención al niño. Este momento de tranquilidad y calma puede ser constructor de confianza para los niños más pequeños, permitiéndole saber a ellos que usted disfruta de su compañía.

    -Ayude a todos los miembros de la familia a aprender sobre la toma de turnos y a escuchar. Los niños, especialmente aquellos que tartamudean, encuentran este modo de hablar más fácil cuando hay pocas interrupciones.

CUANDO YA ES MAYOR (6 O 7 AÑOS EN ADELANTE). ¿QUÉ DEBO HACER?

Es conveniente que usted conozca que existen recursos que permiten controlar el habla. Hablar más lento, suave, sin fuerza, alargar, silabear, susurrar, canturrear, seguir un ritmo, hablar con palabras y frases sencillas, entre otras, ayuda a hablar fluido.

Si surge en la conversación, le pregunta o le ve contrariado por sus dificultades, puede decirle algo como:

“Hablar a veces te puede resultar difícil pero pueden intentar ir despacio y te lo facilitará.
Intenta no hacer fuerza al hablar.

Si alargas las vocales al comienzo de la palabra te ayudará a comenzar.

Si susurras o hablas bajo, te puede ayudar a no atascarte”.

Si en alguna ocasión cuando tiene que hablar se anticipa o dice no le va a salir, entonces puede sugerirle:

“Si piensas que eres capaz de decírselo te saldrá mejor. A la vez intenta decirlo despacio. Procura no evitar hablar.
Te puede llevar algún tiempo, pero se puede conseguir hablar seguido”
.

Sobre todo, manifieste que usted acepta a su hijo como es. Lo más valioso será el apoyo a su hijo, tartamudee o no.

6- COMO ENFRENTAR LA EDUCACIÓN DE UN HIJO CON PROBLEMAS DE AUDICIÓN
    1- La llegada del niño.

      El bebé deseado es, evidentemente, el más hermoso del mundo. Como todos los niños, sonríe o llora, se agita o se calma. Abre progresivamente los ojos a este universo en el cual ha entrado. Sus padres, maravillados, alimentan toda clase de proyectos para él. Esta posibilidad se les ofrece porque toda va bien: el niño ha gritado en el momento de su nacimiento y sus reacciones motoras atestiguan un buen funcionamiento de todo su pequeño cuerpo. El equipo médico ha formulado las palabras tan esperadas: todo es normal.

      Qué shock, tres, nueve o doce meses más tarde, cuando se emite el diagnóstico: su niño es sordo. Sabiendo que según todas las estadísticas el 40% de las sorderas obedecen a etiologías desconocidas, esta historia se repite con frecuencia.

    2- Orientación a los padres.

    Estas palabras, de uso frecuente, se refieren a hechos poco definidos. Realizan acciones de orientación todos los profesionales que intervienen en la asistencia al niño y a su familia: médicos, audioprotesista, psicólogo, asistente social, logopeda…

    Como logopeda, nos hallamos en situación de interlocutores privilegiados del niño y de su familia. El logopeda revela a los padres la realidad del niño, que es al mismo tiempo su sordera y su desarrollo. En las actividades que le proponemos tenemos en cuenta sus intereses, determinados por la edad, pero introducimos también las modalidades exigidas por la sordera. Así pues reforzamos la mímica, le hablamos cuando nos está mirando, nos dirigimos a él con una intensidad vocal suficiente, etc.

    A veces, en efecto, somos en cierto modo formadores de los padres, sin que se trate en absoluto de una cuestión de jerarquía. Lo que podemos aportarles se sitúa en el plano informativo, que existe y circula en una dinámica interactiva de un saber compartido donde lo esencial viene de los propios padres. Es con ellos y por ellos como el niño descubre la comunicación, con ellos traba sus primeras relaciones y construye su historia.


    3- Relaciones de ayuda entre padres.

      Descubrir cómo ayudar a su hijo en situaciones delicadas: enseñarle el peligro de la calle, cómo hablarle del hospital en caso de que se prevea una intervención quirúrgica, qué actitud adoptar en los transportes públicos, como familiarizarlo con los usos de la buena educación, etc. Para todo esto y mucho más, los otros padres constituirán un apoyo irreemplazable y valiosísimo, las esperanzas y las dificultades podrán compartirse dentro de un clima de relaciones humanas naturales.

      Cuando se conoce a otros padres que se hallan en distintos momentos de su proceso de adaptación a la sordera, se produce una toma de conciencia y una desdramatización de los problemas.

      Por ello es importante que los padres tengan información a cerca de congresos y asociaciones de padres.

      Para los padres, se trata de desarrollar todo un repertorio común de comportamientos sociales: miradas, gestos, posturas, vocalizaciones significativas, que permiten un ajuste recíproco de las conductas, la espera de los comportamientos de los demás.

      Esperamos, asimismo, que los padres tengan una actitud sana respecto a la prótesis. No debe esperarse a que el niño se sirva de la prótesis, hable y comprenda para establecer intercambios con él.

      Llevar un aparato auditivo será un acontecimiento muy importante para vuestro hijo, ya que gracias a esta ayuda experimentará por primera vez el mundo sonoro. Debéis evitarle una experiencia auditiva que pudiese traumatizarle o angustiarle. (Communiquer)

    Hay que proporcionar al niño múltiples ocasiones de observar, de comparar y de desarrollar sus posibilidades.

    Todas estas experiencias en cierto modo, culturales, le permitirán desarrollar sus competencias, descubrir el mundo, y adquirir procesos de anticipación y de deducción primordiales en los intercambios lingüísticos.

    Esperamos de los padres que proporcionen al niño todo un conjunto de informaciones, que le comenten las diversas situaciones que se producen, que alimenten las producciones del niño reconociéndolas como mensajes portadores de sentido y que nos informen a los profesionales que trabajan con el niño sobre el repertorio de hábitos compartidos portadores de significación.


    Para terminar con este artículo os dejo un recurso web de gran interés para fomentar la lectura en niños y niñas con discapacidad auditiva.

    Leyendo juntos de Associació de Pares de Nens Sords de Catalunya (APANSCE).
    http://www.apansce.org/leyendo_juntos/leyendo_juntos.pdf.

7- LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA INFANTIL
      La lectura en todas las edades es muy importante, ya que por medio de esta se proporcionan conocimientos de diferentes áreas. En la población infantil por medio de la lectura, en particular los cuentos, se ayuda al niño a que desarrolle su imaginación y creatividad, las cuales lo fortalecen en el desarrollo de la profesión escogida en el futuro.

      Por medio de la lectura todas las personas adquieren conocimientos culturales, los niños no son una acepción, estos pueden conocer muchos lugares, culturas diferentes y la cultura propia desde el mismo momento que se aprende a leer. La lectura proporciona estándares de comportamiento y reglas que se deben tener en cuenta, es importante proporcionar a los niños libros infantiles divertidos, pero que proporcionen un buen mensaje.



    La lectura infantil => un hábito beneficioso


    La lectura infantil ayuda a que los niños se ubiquen en un contexto, que sean ágiles mentalmente para describir e interpretar diferentes situaciones por las que puede estar pasando el protagonista de un libro, para así poder interpretar situaciones reales en el entorno. Los niños deben estar en constante interacción con la lectura, ya sea por medio de los textos escolares o cuentos que los ayudan a tener un mejor manejo del lenguaje.

    Es importante que los padres inculquen en sus hijos un tiempo de lectura infantil, esta puede empezar aun cuando ellos no han nacido, contándoles historias, después cuando no saben leer se les puede contar un cuento y que ellos vean que lo están leyendo de un libro, para que así cuando crezcan y sepan leer tengan cariño y curiosidad por el contenido de cada libro.

    La lectura más que nada es un hábito, el cual si se adopta desde pequeños se va a conservar por el resto de la vida. Por medio de una apropiada lectura infantil los niños adquieren un buen manejo del lenguaje, para poder cada día añadir más palabras a su léxico y tener una imagen mental de cómo se comportan las personas, ya sea incorrecta o correctamente.

    Es importante que los niños tengan una interacción entre la lectura y espacios donde puedan vivir cada una de sus fantasías. Muchos valores deben ser suministrados por medio de la lectura infantil, ya que es diferente que los padres les inculquen un valor a que lo hagan los héroes de sus historias, los cuales no se equivocan y tienen gran sabiduría.

    Es importante proporcionar libros en donde los niños se identifiquen con los personajes, que tengan gustos parecidos, pero que aun así realicen actividades sanas que proporcionen aprendizaje.



    Fomentar la lectura en los niños => consejos para crear hábito de lectura.

    Introducir la lectura en algún momento del día
    Antes de dormir, es una buena opción.
    Que la lectura de un libro se convierta en un hábito diario.

    Tener contacto con los libros desde bebés.
    La lectura debe ser empleada como una forma más de diversión desde que son bebés.

    Los libros deben estar al alcance de los niños.
    Cuando el bebé consiga sentarse firme en el suelo o en la cuna, le ofrecemos libros para que los maneje.
    Ellos pueden hojearlos cuando quieran, antes de que sepan leer.

    Las familias deben fomentar el hábito de la lectura
    Es necesario que nuestros hijos nos vean, siempre que sea posible, con un libro en la mano.
    Piensa que a los niños les encanta imitar.
    Si ellos notan que os gusta leer y que tratais los libros con cuidado y respeto, ellos probablemente, harán lo mismo.

    Leer los libros en voz alta
    Empezar cuando aún ellos no sepan caminar.
    La lectura debe ser un hábito construido lo antes posible.
    Los niños aprenden a leer mejor si antes escucharon alguna lectura.

    Repetición de los mismos libros
    Aunque para los padres parezca aburrido que nuestros hijos elijan siempre el mismo libro la repetición les ayudará a adquirir memorización y noción de secuencia.
    No se les debe negar la repetición del libro.

    Establecer un lugar, un rincón para la lectura.
    Se puede disfrutar de la lectura en cualquier sitio… no importa donde (cama, sillón, mesa, cesped, etc.)

    Visitaremos la biblioteca
    En la biblioteca encontraremos actividades relacionadas a los libros, lectura, exposiciones y un ambiente tranquilo, apropiados para el placer de leer y conocer.
    Le haremos el carné de socio en la biblioteca, para que él pueda prestar los libros que más le interese.

    Librerías
    Entraremos con los niños a las librerías del mismo modo que entramos en otras tiendas.

    Convertir un libro en un premio
    Cada vez que tengamos que premiar a nuestros hijos por algo importante, regalaremos un libro sobre su tema preferido.

8- MI HIJO TIENE DIFICULTADES EN EL APRENDIZAJE DE LA LECTOESCRITURA: ¿Confunde las letras?, ¿Lee despacio?…
    ¡¡¡VAMOS A AYUDARLO…!!!


    1- Introducción.

    La lectura es una actividad compleja que integra dos tipos de habilidades:

    • Habilidades que nos permiten reconocer y atribuir un significado a las palabras escritas que aparecen ante nuestros ojos.

    • Habilidades implicadas en los procesos de interpretación o comprensión lingüística, e intervienen, aunque quizá de distinto modo, tanto en la comprensión de los mensajes orales como en los escritos.

    La lectura solo es posible cuando funciona adecuadamente un buen número de operaciones mentales.

    Antes de iniciar al niño en los procesos de lectura hay que tener en cuenta dos aspectos importantes: madurez y motivación. Estos dos factores van a determinar el éxito posterior.


    2- Ejercicios para mejorar en el aprendizaje de la lectoescritura.

    A continuación podéis encontrar algunos ejercicios para preparar a nuestros hijos/as hacia el aprendizaje de la lectoescritura.

    Están indicados para niños que muestren dificultades en el aprendizaje de la lectoescritura o niños disléxicos.


    Ejercicios de Conciencia Fonológica: pretenden mejorar la habilidad de representar y operar mentalmente con los sonidos del lenguaje.

    • Hacer juegos mentales con palabras reales o inventadas, (pseudopalabras), en las que aparezca el sonido a trabajar.

    • Actividades de conteo: Identificar el número de palabras, sílabas o fonemas de un segmento.

    • Actividades de búsqueda: Buscar dibujos u objetos que empiecen por una determinada sílaba o fonema.

    • Actividades de onomatopeyas: ¿Cómo hace el gato?, ¿Cómo hace la vaca?

    • Actividades de segmentación: Eliminar fonemas, sílabas o palabras. “Si a rosa le quitamos /r/, ¿Qué nos queda?


    Ejercicios de Conciencia Silábica:

    • Segmentación silábica: Pedirle que nos diga cuántas sílabas tiene una palabra. Ejemplo: ¿Cuántas sílabas tiene la palabra mariposa? “Ma-ri-po-sa” = 4.

    • Identificar que sílaba se repite en dos palabras distintas. Ejemplo: ¿Qué trocito suena igual en plátano y plata? “pla”.

    • Juegos tipo veo-veo o cadena de palabras a través de sílabas. Ejemplo Veo-veo una cosita que comienza por el trocito “cla”.

    • Ejercicios de ordenar sílabas para formar palabras: Ordena las sílabas para formar una palabra, “la – he – do” / “helado”.

    • Ejercicios de completar palabras con sílabas. Ejemplo: Cara__lo, tendría que escribir “me”.


    Ejercicios de Conciencia Fonémica:

    • Segmentación de fonemas: Pedirle que nos diga cuántos sonidos tiene una palabra. Ejemplo: ¿Cuántos sonidos tiene la palabra mariposa? “M-a-r-i-p-o-s-a” = 8.

    • Juegos tipo veo-veo a través de sonidos. Ejemplo Veo-veo una cosita que empieza por el sonido /p/.

    • Ejercicios de ordenar grafemas para formar palabras: Ordena las siguientes letras para formar una palabra, “e s a m “= mesa.

    • Ejercicios de completar palabras con grafemas. Ejemplo: Carte_a tendría que escribir “r”.


    Ejercicios de Conciencia Léxica

    • Contar mentalmente las palabras de una frase: ¿Cuántas palabras distintas hay en la oración: “Ayer celebré mi cumpleaños con mis amigos”= 7 palabras.

    • Omitir una determinada palabra de una frase: Qué quedaría si quitamos la 3º palabra de la oración: “Ayer celebré mi cumpleaños con mis amigos” = “Ayer celebré cumpleaños con mis amigos”.

    • Sustituir una determinada palabra en una frase: Qué quedaría si sustituimos la 3º palabra de la oración por la palabra “mamá”. “Ayer celebré mi cumpleaños con mis amigos” = “Ayer celebré mamá cumpleaños con mis amigos”.

    • Separar frases escritas en palabras.



    3. Síntomas a tener en cuenta en nuestros hijos.

    -Se le olvidan algunas letras.
    -No recuerda los sonidos.
    -Confunde algunas letras.
    -Cuando escribe no separa bien las palabras.
    -No sigue el ritmo de la clase.
    -No entiende lo que lee.
    -Lectura lenta, trabajosa y cargada de errores.
    -Dificultades en la automatización de aprendizajes y memorización (olvida muy pronto lo aprendido).


    Si estas frases le resultan familiares, quizá sea el momento de evaluar si su hijo/a presenta un problema en lectoescritura.


    Hacer una buena evaluación es el primer paso para poder elaborar un programa específico que responda a sus dificultades.


9- EL CUIDADO DE LA VOZ.
    EN CIERTAS SITUACIONES SE QUEDA SIN VOZ. ¿CÓMO CUIDAR NUESTRA VOZ?


    1- Recomendaciones en torno a la persona.


    *No fumes: el tabaco es el agente más nocivo para la mucosa de la laringe, irritándola de tal manera que las cuerdas vocales pierden movilidad, ya que no se mueven correctamente bajo una mucosa inflamada.

    *No abuses de bebidas alcohólicas, especialmente copas, sobre todo antes de utilizar intensamente la voz, de lo contrario podrán aparecer flemas.

    *Cuidado con los picantes: al ser irritativos aparecerán los mismo síntomas que el caso anterior.

    *No tomes bebidas excesivamente frías ni calientes: perjudican tanto unas como otras. Acostúmbrate en la época de frío a bebida natural, habituándote de continuo a ella. Actúa igualmente con los calientes hasta tomarlos templados.

    *Mantén la cabeza y los pies secos, los enfriamientos son provocados, en muchos casos, por dichas causas.

    *Evita la comida copiosa si tras ella vas a hacer uso profesional de la voz.

    *Toma alimentos con vitaminas A-B-E, D y C.

    *No chupes caramelos de menta si hay irritación de garganta, sino cítricos, malvavisco o regaliz.

    *Mantén un ritmo regular de sueño, durmiendo suficientes horas y, a ser posible, profundamente.

    2- Recomendaciones en torno al ambiente.

    *Evita los ambientes cargados de humo, son irritativos y producen sequedad.

    *Observa los cambios climatológicos y estudia el comportamiento de tus órganos ante tales cambios.

    *Cuidado con el aire acondicionado, afecta a las mucosas ya que las conducciones que no dispongan de filtros de buena calidad harán circular aire contaminado.

    *Cuida las inhalaciones de olores fuertes- productos de limpieza, pinturas etc. Irritan la mucosa del aparato respiratorio.

    *Humifica el ambiente cuando haya calefacción, colocando un recipiente de agua.

    3- Recomendaciones en torno a la voz.

    *No fuerces la voz pasándola por encima del ruido ambiental. Controla el sonido de la voz en cualquier ambiente. Acércate a la persona que vas a hablar.

    *No utilices la voz padeciendo laringitis: espera que vuelva por sí sola.

    *No fuerces la voz sufriendo faringitis, procura hablar poco y suave. Puede ocurrir que debas callarte horas. Está demostrado que lo más efectivo para cuidar una faringitis y laringitis es el silencio.

    *Bebe agua durante la exposición de la voz, dispón siempre de una botella a tu alcance.

    *Evita el uso de la voz en estados de agotamiento.

    *La técnica vocal deberá ir acompañada de un control emocional, intentando dominar las situaciones sin un continuo y excesivo esfuerzo vocal.

    *Posible extirpación de vegetaciones adenoideas en aquellos casos que alteren la respiración y resonadores rinofaríngeos.

    *No emitas sonidos en posición de decúbito-supino ya que, en dicha posición, aumenta la paresia de las cuerdas vocales.

    *No carraspees; irrita la mucosa laríngea. Si lo haces no emitas voz.

    *Reduce el tiempo de fonación en medios de locomoción.

    *No utilices la voz en situaciones de esfuerzo físico.

    *Cuidado al hablar por teléfono, ya que este aparato induce al esfuerzo vocal.

    *Si escuchas a través de auriculares evita la fonación si no dominas el control vocal.

    *Modera tu velocidad verbal, sobre todo si careces de una buena técnica vocal.

    *Para hablar espera que la audiencia esté en silencio, aprovecha un lapsus verbal de ésta. No utilices tu fonación para hacerles callar.

    *Ante una audiencia más o menos masiva, piensa que debes hablar para el primero mirando al último. Resulta muy efectivo.

    *Cuando cantes hazlo en un tono e intensidad cómodos. Si lo haces dentro del aula, no cantes a la vez con tus alumnos.

    *Adquiere el hábito del precalentamiento vocal diario inmediatamente tras las horas del sueño o antes de una exposición vocal.

    ESTAS RECOMENDACIONES GENERALES SIRVEN PARA TODOS LOS CASOS, SEAN PATOLÓGICOS O NO, ACONSEJANDO ADEMÁS OTRAS OPORTUNAS EN PROCESOS ESPECIALES.

10- ALIMENTACIÓN INFANTIL: Conductas y normas a la hora de comer..


      La alimentación es la base necesaria para un buen desarrollo físico, psíquico y social de los niños.

      Por ello, una dieta saludable es vital para que su crecimiento sea óptimo. Es recomendable no abusar de las grasas vegetales y comer al menos, cinco veces al día frutas y verduras.

      Una buena nutrición y la práctica de ejercicio es la primera línea de defensa contra numerosas enfermedades infantiles que pueden dejar huellas en los niños de por vida.

      La ingesta de nutrientes es distinta en función de las distintas etapas de su evolución.

    Durante este período, los niños pueden adquirir buenos hábitos alimenticios en lo que se refiere a la variedad de los alimentos y al sabor de las comidas.

    Los efectos de la desnutrición en la primera infancia (0 a 8 años) pueden ser devastadores y duraderos. Pueden impedir el desarrollo intelectual, el rendimiento escolar y debilitar la salud de los niños.



    Algunas de las normas a la hora de comer

    1. Lavarse las manos antes de iniciar, este hábito es mucho más fácil de enseñar si los padres también lo hacen y le enseñan a sus hijos a divertirse de esta forma.

    2. Es importante aprender el uso de la cuchara, el tenedor y el cuchillo en todas las ocasiones, ya sea en un lugar público como en la casa. La autonomía es muy importante y sobre todo en cuanto a alimentación se refiere, por lo que cuanto antes sepa manejarse con los utensilios mejor.

    3. No es apropiado limpiarse las manos con el mantel, es importante recalcarle esto a los niños y proporcionarles servilletas para que se limpien las manos.

    4. Cerrar la boca a la hora de masticar es importante, porque el masticar con la boca abierta es desagradable.

    5. Los niños deben adquirir como una norma a la hora de comer que la comida solo se proporciona en la mesa, esto quiere decir que no se puede comer en la cama o en el piso, entre otros lugares.

    6. El respeto en la mesa es de vital importancia, pero este no solo se le debe exigir a los niños, sino a todos los integrantes de la casa.

    7. Establecer unos horarios y tratar de repetirlos: Los niños pequeños no tienen sentido del tiempo, por lo que podrían comer a distintas horas en función de la sensación de hambre que tengan, por ello es importante marcarles, llegada cierta edad, unos horarios establecidos y tratar de respetarlos.

    8. Si el niño es mal comedor debemos dejarle un reloj al alcance de la vista y le diremos: “cuando la aguja llegue a este número se le retira el plato”. Sin dramas. Lo bueno sería, que los niños coman solos, si tardan 30 minutos pero comen solos es mejor que si comen en 15 y les damos nosotros.

    9. Es importante que los padres dejen comer a los niños solos siempre supervisando por si hubiese algún problema o situación de riesgo (atragantamientos, quemaduras…).

    10. Al acabar la comida lavarnos los dientes. Los niños deberían manifestar la necesidad de lavarse los dientes pero si no se toma como rutina probablemente no lo harán.



    El ejemplo es el mejor aprendizaje para los niños de todas las edades sobre las normas a la hora de comer, esto quiere decir que los padres siempre son el ejemplo a seguir y los pequeños los quieren imitar, se le puede decir a los niños, pórtate bien en la mesa como lo hace tu papá, ya que es un referente que va a tener en cuenta.

11- ¿EN QUÉ INTERVIENE EL LOGOPEDA EN LA REHABILITACIÓN DEL PARALÍTICO CEREBRAL?
    1º INTRODUCCIÓN

      La intervención logopédica en personas con parálisis cerebral va dirigida a favorecer, establecer y potenciar la comunicación, así como prevenir, reeducar y rehabilitar posibles trastornos y alteraciones en las funciones neurovegetativas.

      Desde el área de Logopedia se pretende que todas las personas con parálisis cerebral experimenten qué es el lenguaje en cualquier de sus formas; como sistema capaz de modificar el medio, alterar la conducta del oyente, favorecer la representación de objetos o fenómenos, facilitar la expresión de sentimientos (emociones, sensaciones, afectos, etc.) posibilitándole el hecho de influir y participar en los contextos que se desarrolle.

      La gravedad de los trastornos del lenguaje o del habla en las personas con parálisis cerebral es muy variable; algunos conseguirán un habla funcional e inteligible a una edad temprana, pero otros la lograrán tarde e incluso no podrán desarrollarla.

    Todos los niños que no dispongan de la posibilidad de expresarse oralmente recurrirán a un sistema aumentativo y alternativo de comunicación.



    2º VALORACIÓN LOGOPÉDICA

    Para empezar a intervenir el logopeda debe hacer:
    VALORACIÓN LOGOPÉDICA
    Dirigida a todas aquellos aspectos que intervienen en el desarrollo del lenguaje, y al habla del niño (la motricidad buco-facial, los órganos articulatorios, la respiración y el soplo, la voz, la verticalidad, etc.).

    El examen puede realizarse a través de observación natural, observación en situaciones artificiales, entrevistas a padres y familiares, y aplicación de test específicos.

    Siempre que sea posible, recomendamos la observación dentro del contexto familiar y escolar.



    3º INTERVENCIÓN LOGOPÉDICA EN EL PARALÍTICO CEREBRAL

      Al finalizar la fase de valoración del niño con parálisis cerebral estaremos en condiciones de decidir la intervención más apropiada. La toma de decisiones supone establecer cuáles serán las áreas donde enfocaremos el tratamiento.

      Tal y como señalan autores como Busto (1993) y Puyuelo, Póo, Basil y Le Métayer (1996), en el enfoque del tratamiento influirán varios factores, como por ejemplo:

      Edad: el tratamiento del logopeda comenzará entre el primer mes y el segundo año, a ser posible.

      Afectación cognitiva: limita las posibilidades escolares y laborales, y en casos graves requiere vigilancia continua.

      Dónde: en un centro escolar normal, en un centro de educación especial, o como parte de un tratamiento ambulatorio.

    Los objetivos del tratamiento logopédico serán:

    El cognitivo-lingüístico y el social en el sentido de integrar los aprendizajes de la terapia en el medio social o favorecer a través del medio social las habilidades comunicativas.

    Todas las actividades deben ir buscando la funcionalidad en los contextos de comunicación del niño (es mejor buscar un lenguaje flexible y útil que una articulación perfecta).

    Las áreas de tratamiento logopédico serán:

    • Alimentación.
    • Facilitación postural.
    • Zona oral.
    • Succión.
    • Reflejos: morder, nausea, deglución, etc.
    • Mandíbula.
    • Labios.
    • Protrusión lingual.
    • Deglución atípica.
    • Control del babeo.
    • Praxias bucofaciales.
    • Fonación y voz.
    • Respiración.
    • Articulación.
    • Prosodia.
    • Relajación.
    • Lenguaje y comunicación.

    Cada uno de estos apartados tendrá sus propios objetivos y programación, se integrarán y coordinarán dentro de la reeducación. El orden o los apartados en que se trabaje, dependerán de cada caso particular.

12- COMO PUEDE EL ENTORNO FAVORECER LA ADQUISICIÓN DEL LENGUAJE

    La expresión oral es una capacidad específica del ser humano y una de las necesidades vitales del niño a lo largo de su desarrollo evolutivo.

    Incorporarse de forma adecuada al desarrollo del lenguaje le va a facilitar la adaptación progresiva al mundo que le rodea y la manifestación de su afectividad a las personas del entorno más próximo

    ¿Qué podemos hacer para un desarrollo del lenguaje?

    Durante el embarazo:

    -Interactúa con tu bebé, dirígete a él. Háblale, si sabéis el nombre, llámale ya por él.

    -El tono de voz con el que te dirijas será suave y melodioso. Y el volumen será medio.

    -En el segundo trimestre de embarazo, el niño tiene un mayor desarrollo a nivel sensorial; por lo que es conveniente los cantos y charlas como estímulo. Un buen método de interactuar con tu bebé es a través del tacto, podemos acariciar la tripa y hablarle, al sentir una patada.

    -Es muy importante la figura del papá, por lo que deberá hablarle al igual que lo hace la mamá, procurará hacerlo lo más cercano posible al vientre.

    -La madre deberá escuchar música, en especial clásica.

    Beneficios de escuchar música durante el embarazo.

      • Reduce los niveles de estrés, al tener un efecto de relajación en los más pequeños.
      • Mientras realiza actividades, la cadencia rítmica le ayuda a mejorar la concentración y a desplegar su creatividad.
      • La interacción con el adulto por medio de la música ayuda a desarrollar lazos de comunicación más estrechos con los bebés.
      • El ritmo permite asociar música y movimiento y, por tanto, favorece el desarrollo psicomotor del bebé, le proporciona mayor sentido del equilibro y un movimiento más armonioso cuando comienza a andar.
      • La música estimula el desarrollo lingüístico, puesto que propicia conexiones neuronales activas en el campo del lenguaje.
      • Los niños prematuros expuestos a melodías musicales mejoran sus hábitos de alimentación y avanzan en aspectos fisiológicos, como el ritmo cardiaco y respiratorio.



    De 0 a 2 años:

    -Hablar al niño desde el primer día, es el mensaje que deben captar quienes cuidan, atienden y, en definitiva, quieren al niño.

    -Háblale al niño en tono afectuoso, con frases cortas, diciéndole lo que se hace con él/ella o, simplemente, cantándole canciones sencillas.

    -Dirigirte al niño desde diferentes ángulos de la habitación o espacio de la casa. El niño girará su cabeza hacia su fuente emisora.

    -Ponle música suave y plácida.

    -Comparte música que imita sonidos de la naturaleza: pájaros, murmullos del mar, vientos suaves.

    - Inicie el manejo de sus juguetes, haz sonar de forma suave su sonajero, pelotitas sonoras etc.

    -Háblale sobre las distintas personas de su entorno y, ante dos o tres personas presentes, se le preguntará: ¿Dónde está…? Y el niño dirigirá su mirada hacia cada uno de ellos.

    -Hable con frases cortas y vocalizando cuidadosamente: el niño, trata de imitar tus movimientos bucales, emitiendo gorgojeos.

    -Muéstrale láminas, fotografías, dibujos y describe su contenido con frases cortas y tono afectuoso.

    -Al tiempo que se le muestra un dibujo o una foto, imita el ruido o sonido que hace:

  • El pájaro hace pio, pio.
  • El gato hace miau, miau.
  • -Cántale canciones cortas, con estribillo. Al niño le encantan este tipo de canciones repetitivas, puedes acompañarlas con movimientos corporales en el niño. ¡Siempre mirándoles a los ojos!

    -Canciones para cada situación: para el baño, la comida,…Estas canciones pueden ser inventadas, pero el tono melódico de las canciones les encantan.

    -Las poesías también pueden ser un buen recurso.

    -Mirarse al espejo con el niño y hacer gestos con los músculos de la cara, exagerándolos.

    -Evitar sonidos o ruidos superiores a 70dB. (radio a mucho volumen, discusiones, gritos)



    A partir de 3 años:

    -Hablar con su hijo/a utilizando palabras concretas, refiriéndose a situaciones inmediatas, utilizando frases cortas y sencillas y todo ello rodeado de un clima afectivo, siendo un elemento básico y primordial el aprendizaje de la comunicación oral.

    -Realizar ejercicios de asociación auditiva:
    Decir cosas que empiecen por:

      “a” como avión, abeja…

      “e” como elefante, enano…

      “t” como tomate, tambor…

      o Decir nombres de frutas, animales, juguetes, de personas…

    -Leer un cuento que tenga dibujos grandes y vistosos para que luego pueda identificar en ellos a los personajes del cuento y pueda relatar las escenas y cuando ya sepa el cuento dejar que sea el niño el que lo cuente.



    Cuando no existe relación y comunicación entre niño/a y adultos, el desarrollo de las capacidades comunicativas se detiene, por lo que, aparte de disponer de facultades biológicas para el habla, el niño/a ha de contar con un medio social adecuado, ya que la afectividad juega un papel importante en la adquisición del lenguaje. El deseo o no de comunicarse viene determinado por unas relaciones positivas o negativas con las personas próximas (padres);existiendo afectividad se atiende el mensaje de los adultos ya que existe identificación y se esfuerza por imitarlos y aprender de ellos; cuando existen carencias afectivas puede sumirse en el mutismo.

    El centro escolar tiene un importante papel en el desarrollo y perfeccionamiento del lenguaje, en especial cuando en la familia está empobrecido. El profesor/a va a tener un papel primordial en este aprendizaje, al igual que la influencia de los otros niños/as va a ser decisiva.

    Debido a que los saberes escolares, en la mayoría de sus actividades, están
    condicionados por el lenguaje es preciso desarrollar y perfeccionar éste lo más posible.